'

Radiotelescopios: 8 datos que quizá no conocías

radiotelescopios

La palabra radio en el nombre de los radiotelescopios no debería sorprender; estos instrumentos fueron diseñados para detectar y recoger ondas de radio demasiado débiles para ser detectadas por el ojo humano, pero lo suficientemente potentes como para transportar información desde cientos o miles de años luz de distancia, dependiendo de la longitud de onda. 

Un radiotelescopio es un sistema especializado de antena y receptor que se utiliza para detectar y estudiar las ondas de radio de los objetos astronómicos. Las ondas de radio son un tipo de radiación electromagnética, y son emitidas por una amplia gama de objetos astronómicos, incluyendo estrellas, planetas, galaxias y nebulosas.

Para estudiar estrellas y galaxias lejanas, por ejemplo, para conocer las condiciones de diferentes regiones de nuestra propia galaxia, e incluso para buscar inteligencia extraterrestre. Los radiotelescopios también se utilizan para estudiar fenómenos que no pueden verse con telescopios ópticos, como las nubes moleculares y los agujeros negros. 

Durante muchos años, la radioastronomía estuvo muy limitada por el ruido generado por los dispositivos electrónicos de fabricación humana, como las radios FM y los hornos de microondas. Hoy en día, sin embargo, hay mucho interés en construir nuevos radiotelescopios (de hecho, ya se han construido cuatro observatorios similares a LOFAR)

Porque permiten a los astrónomos cartografiar rápidamente vastas extensiones del cielo en amplias zonas de forma simultánea, a diferencia de los antiguos radiotelescopios, en los que había que esperar minutos u horas hasta apuntar a otra parte del cielo antes de poder empezar a recoger datos.

Cómo funciona el radiotelescopio

Las ondas electromagnéticas en el espacio son débiles. Tienen que viajar a través de mucho material entre aquí y otras galaxias, y hay mucho material en su camino que absorberá la luz. Por ello, los radiotelescopios deben ser grandes para captar información débil

Cuanto más grande sea una antena, o plato, (o más técnicamente, su diámetro), más energía electromagnética podrá recoger y procesar. Sin embargo, las antenas más grandes requieren estructuras de soporte más grandes, y son difíciles de construir en la Tierra porque no tenemos mucha superficie vacía en la que puedan asentarse. 

Los radiotelescopios funcionan detectando las débiles emisiones de radio de los objetos astronómicos. Estas emisiones son muy débiles y sólo son detectables con receptores y antenas especializados. Los radiotelescopios pueden utilizarse para estudiar una amplia gama de objetos astronómicos, como estrellas, planetas, galaxias y nebulosas.

Cómo se utilizan los radiotelescopios

Los radiotelescopios se utilizan para diversos fines, como la detección de emisiones de radio de objetos astronómicos, el estudio de la estructura y la evolución de las galaxias y la búsqueda de vida extraterrestre. Los radiotelescopios también se utilizan para estudios atmosféricos, como el estudio de la ionosfera de la Tierra.

Para aprender sobre las ondas de radio y la astronomía, estudiamos una clase de estrellas pulsantes llamadas variables cefeidas. Las Cefeidas más brillantes se encuentran en nuestra galaxia, pero estudiarlas aquí significa que su luz es tan brillante que borra la mayoría de sus débiles compañeras. Por ello, los astrónomos recurren a las Cefeidas situadas en otras galaxias o incluso en otros cúmulos de galaxias. 

Sin embargo, hay una trampa: Debido a que estas estrellas suelen estar más lejos que las que se encuentran en nuestro vecindario (miles en lugar de cientos de años luz), no hay suficiente luz visible emitida por estas Cefeidas lejanas para que podamos determinar su brillo por nuestra cuenta, sin ayuda de radiotelescopios.

La historia de los radiotelescopios

El primer radiotelescopio fue construido por el Inventor Karl Jansky a principios de la década de 1930. Jansky trabajaba entonces para los Laboratorios Bell y trataba de determinar el origen de las interferencias de radio que perturbaban las transmisiones telefónicas de la empresa. El radiotelescopio de Jansky era una simple antena parabólica que se utilizaba para detectar las emisiones de radio de la Vía Láctea.

Otros nombres que describen a los radiotelescopios

radiotelescopios

Analizadores de espectro, analizadores de frecuencia, fonógrafos celestes y, por supuesto, radiotelescopios. Al igual que los telescopios ópticos recogen la luz visible y la llevan a un foco para que sea analizada por instrumentos sensibles a esa gama de frecuencias, los radiotelescopios recogen las débiles ondas de luz de radio y las llevan a un foco para que sean analizadas por instrumentos sensibles a esa gama de frecuencias. 

Utilizamos los radiotelescopios para estudiar estrellas y galaxias a muchas distancias diferentes en el espacio. La radioastronomía es una de las varias ramas en las que se ha dividido recientemente la astronomía. Es una consecuencia de la física, pero en los últimos años se ha convertido en una disciplina científica independiente con importantes aplicaciones en toda la astronomía y la tecnología.

Qué es un radiotelescopio

Un radiotelescopio es un instrumento que recoge la radiación electromagnética de los objetos astronómicos. El tipo más común de telescopios es el óptico, que recoge la luz visible; sin embargo, también se puede observar la luz con radiotelescopios. Un tipo especial de telescopio aéreo es el de rayos gamma, que detecta los fotones de alta energía en rayos gamma procedentes de fuentes astronómicas. 

Los rayos gamma son emitidos tanto por las erupciones solares como por las explosiones de supernovas. ¿Cómo se construye un radiotelescopio? La construcción de un radiotelescopio requiere muchas consideraciones a tener en cuenta para que no interfiera consigo mismo mientras observa. 

He aquí algunas: Ubicación, Ruido, Señales. No debe haber sonidos o vibraciones provocados por el hombre en las cercanías, no debe haber señales obvias de vida y debe evitar tener algo demasiado cerca de su antena debido a los posibles problemas de calentamiento. Esto incluye a los pájaros que vuelan cerca de la antena.

El mayor radiotelescopio del mundo

Más largo que un campo de fútbol, más grande que 30 estaciones espaciales internacionales y con un coste de más de 100 millones de dólares, el nuevo telescopio esférico de quinientos metros de apertura (FAST) de China funciona desde septiembre de 2016. Con 1.600 pies de diámetro y una superficie de tres acres, el FAST es casi el doble de grande que el Observatorio de Arecibo de Puerto Rico, su rival más cercano.

El Radiotelescopio chino debería ser capaz de detectar más objetos celestes a la vez y con más claridad que otros radiotelescopios. Además, podrá mirar más lejos en el espacio profundo y rastrear asteroides potencialmente peligrosos que podrían chocar con la Tierra.

Tipos de radiotelescopios

Hay dos tipos de radiotelescopios: los fijos y los de seguimiento. Los fijos son utilizados por universidades, empresas, organismos gubernamentales e investigadores individuales. Los radiotelescopios de seguimiento siguen a los objetos astronómicos mientras se desplazan por sus órbitas o viajan de un lugar a otro. 

Pueden utilizarse tanto de día como de noche. Pueden seguir un objeto hasta 24 horas seguidas si es necesario. Las naves espaciales también utilizan este tipo de radiotelescopios para comunicarse con la Tierra. Estas naves espaciales utilizan enormes antenas parabólicas, a veces de más de 20 metros de diámetro. 

Un ejemplo es la Red de Espacio Profundo (DSN), que cuenta con tres complejos de comunicaciones en el espacio profundo situados a unos 120 grados de distancia alrededor del mundo (Goldstone en California, Madrid en España y Canberra en Australia). Estos complejos se comunican con naves espaciales interplanetarias como Voyager 1 y 2, Pioneer 10 y 11 y Cassini (y muchas otras).

Artículos similares
Colimar telescopio

Cómo colimar un telescopio

La colimación de un telescopio es un paso fundamental para garantizar imágenes de calidad. Pero para el principiante, puede parecer complejo

Inventor del telescopio

Inventor del telescopio

¿Quién invento el telescopio? Contrariamente a la creencia popular el Inventor del telescopio no fue Galileo . La invención del

historia del telescopio

Historia del telescopio

La historia del telescopio se remonta a los primeros fabricantes de gafas y lentes en el siglo XV , justo

Partes de un telescopio

Partes de un telescopio

Sin los telescopios sabríamos mucho menos del universo más allá de la Tierra de lo que sabemos ahora. Aunque estos

Ismael Vertin
Ismael Vertin

Aficionado a la astronomía desde pequeño Me gusta observar el cielo con mi telescopio. Soy creador de este blog donde comparto mis conocimientos. he estudiado la astronomía y la astrofotografía desde pequeño

Share Post
Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *